La Biblia y misa diaria pone a disposición de los lectores las imágenes utilizadas para ilustrar los diferentes libros de La Biblia, tanto del antiguo como del nuevo testamento.